Cómo consigo hacerlo todo

Esta entrada pertenece a mis inicios como divulgador, cuando ayudaba a emprendedores a crear su negocio online relatando cómo lo hacía yo. Ahora no está alineada con el objetivo de esta página, pero he querido mantenerla porque es parte de la historia que me ha llevado al día de hoy.
(2017)

Daniel Barcelona

La entrada de hoy está dedicada a dos lectores (¡gracias Marta y Javier!) que me han escrito por Twitter para preguntarme más o menos lo mismo: Cómo consigo hacer todo lo que hago a diario.

Vamos, no es que vaya a hacer una guía paso a paso de cómo conseguir tus objetivos, pero me parece interesante intentar explicarte un poco qué hago y cómo lo consigo.

Al final de eso se trata mi trabajo aquí: explicar cómo voy a jubilarme a los cuarenta y qué voy haciendo para conseguirlo… aportar contenido de valor que os sirva de algo en la vida es la clave.

¿Me acompañas?

Para ponernos un poco en situación, os diré que me consta que hay muchísima gente que consigue hacer más cosas al día que yo, personas con familia a su cargo que trabajan en tres sitios distintos para poder tener suficientes ingresos, o familias de más de siete integrantes que luchan día tras día para seguir a flote…

No soy Supermán.

Cualquier persona que se lo proponga puede hacer lo mismo que yo, o más.

Y ahí está la cuestión: te lo tienes que proponer. Y cumplirlo.

Mis responsabilidades diarias

Hace un tiempo que voy añadiendo tareas a mi largo día, y parece que ya esté todo lleno, que no quepa ni un alfiler… pero caben, vaya si caben.

A día de hoy dedico un día cualquiera a lo siguiente:

  • Ir al gimnasio: Voy los 7 días de la semana siguiendo una tabla y haciendo cardio el fin de semana.
  • Medito: De 10 a 15 minutos diarios por las mañanas.
  • Trabajo por cuenta ajena: Unas 10 u 11 horas diarias.
  • DanielBarcelona.com: Procuro dedicarle de 15 a 20 horas semanales.

Y ahora me he apuntado a una academia de idiomas para perfeccionar aún más mi inglés: unas 2 horas diarias más 5 días a la semana.

Estoy loco.

Incluso a mi no me salen las cuentas, pero por más que la razón no se lo explica, al final consigo hacerlo todo.

¿Qué te parece? Si ya lo explicaba Einstein con la teoría de la relatividad… el tiempo se deforma 🙂

Cuál es mi secreto para hacerlo todo

A decir verdad no hay nada bajo la manga, y ya debes habértelo imaginado: mis días tienen 17 o 18 horas activas.

Mi día empieza a las 6 de la mañana y no acaba antes de las 11 o las 12 de la noche.

Dicen que el que algo quiere algo le cuesta, ¿no?

Así que yo he decidido renunciar a las 8 horas completas de sueño, a las relaciones sociales a tutiplén (aunque una o dos cenitas a la semana no me las quita nadie) y por supuesto a todo lo superfluo que antes consumía una barbaridad de mi tiempo y que ahora aún me asombro de cómo podía estar perdiéndolo en chorradas.

El secreto está en la planificación, la perseverancia y el deseo de hacer cosas. ¡Ah! Y en levantarse temprano 😀

Y lo bonito que es ver a diario el amanecer…

Entremos en faena, te voy a explicar cómo me organizo y qué herramientas utilizo para ello:

El calendario

Herramienta sagrada para mí; como mi trabajo por cuenta ajena tiene un horario cambiante debo planificar a diario cuando tengo tiempo para hacerlo todo. Yo utilizo un calendario en iCloud, pero sirve cualquiera en realidad, como si lo haces a mano en una libreta… al final lo importante es que lo cumplas.

Ahí pongo cuando debo ir al gimnasio, cuando tengo tiempo para meditar, a que horas debo dedicar un rato a esta web…

Im-pres-cin-di-ble.

Toggl

Herramienta para medir el tiempo que pasas haciendo algo. Tiene versiones para todos los dispositivos que quieras, creo que hasta para Blackberry 🙂 Actualmente la uso para saber el tiempo que dedico a la web y así poder afinar más cuando planifico tiempo para escribir o lo que deba dedicar a DanielBarcelona.com

Actividad y salud

Tengo un iPhone y un Apple Watch y los uso entre otras cosas para monitorear mis entrenamientos y saber si voy por buen camino.

Parece mentira, pero la parte social de estos me motiva cada día más: tengo muchos compañeros de trabajo que los usan también y es una gozada recibir mensajes de aliento y felicitaciones tras completar los círculos.

Un empuje más para conseguir mis objetivos en materia de salud.

¿Y por qué te cuento todo esto?

Justamente hoy estaba hablando con dos de mis mejores amigos sobre la cantidad de palabras escritas en esta web sobre motivación y emprendimiento.

El caso es que al igual que os lo estoy contando a vosotros, también me lo estoy diciendo a mí mismo. Para arrancar un side-project necesitas sí o sí conseguir el máximo de motivación que puedas, porque siempre hay excusas, o siempre hay falta de tiempo; la mente es muy poderosa… para bien o para mal.

Por lo tanto, antes de pensar en cómo vas a montar tu web, o qué tipo de contenido vas a compartir, o incluso qué tipo de lenguaje utilizarás… lo primero es querer hacerlo con todas las neuronas de tu cerebro, con todos los latidos de tu corazón, que rezume por todos los poros de tu cuerpo.

Una vez conseguido todo esto, el resto llegará tarde o temprano.

La próxima vez que pienses que no puedes hacer algo, acuérdate de este loco: lo mismo me ha dado también por aprender a tocar el ukelele… quién sabe.


Publicado

en

por

Etiquetas: