Resumen y reflexiones de mi 2019

IMPORTANTE: Esta entrada pertenece a un emprendimiento pasado con el que intenté crear una comunidad financiera alrededor de la jubilación temprana y la gestión de finanzas personales. Ahora la guardo porque creo que puede incluir contenido de calidad que te ayude en la vida.

Hay un ejercicio que típicamente hacemos cada vez que empieza un nuevo año: lo llamamos propósitos de año nuevo. Estoy seguro de que sabes bien de lo que te hablo. Lo que pasa es que muchas veces no sabemos cuál es el punto de partida, y algo que me gusta hacer es reflexionar sobre cómo ha ido el año anterior para ser consciente de cuáles serán mis objetivos al año siguiente.

Esta vez con el nacimiento de BenditoDinero lo haré de forma pública con la intención de animarte a hacer tu propia reflexión.

Además sirve para hacer como un resumen de todo aquello que me había propuesto y comprobar si he sido exitoso.

Espero que te guste, y como decía, te lances a hacer tu propio resumen 🙂

Así ha sido mi 2019

Enero: Nuevo puesto y el viaje a España

El año 2019 comenzó parecido a como acabó: trabajando bastante en Apple con una nueva posición en la empresa, cosa que siempre requiere estar preparado para aprender cosas nuevas y tener nuevos objetivos bastante interesantes. Pertenecer al equipo de liderazgo de Apple Retail es estresante y retador, y la mejor parte es que aprendí a marchas forzadas para poder irme de vacaciones con todo bajo control.

Aunque también es cierto que me pasó un poco de factura: estuve un par de días enfermo y al poco recaí de nuevo otro par de días más. El estrés y la salud…

De nuevo nuestro viaje fue a España a ver a las familias, y fue el evento que marcó el mes de enero.

Era el primer viaje siendo tres en nuestra pequeña familia y no pudo ir mejor, la verdad. Semana y media en Barcelona con mi familia y otra semana y media en Córdoba con la familia de mi mujer.

Recuerdo bien como la pequeña de 6 meses en ese momento era el completo centro de atención… ver sonreir y caérseles la baba a abuelas y abuelos fue increíble, además de aprovechar esos días para hacer un parón y olvidarme de estrés y tareas.

Me gusta volver a España por un tiempo, reconectar con los nuestros es de lo más agradable.

Pude tener un tiempo de reflexión donde decidí que sin duda lograr la libertad financiera era un must antes de cumplir los 40. Hacía muchos años que trabajaba para ello pero ese momento fue la firma del contrato conmigo mismo.

Panes y pastas en un mostrador de una panadería
Cómo extraño un buen pan en México…

Febrero: Vuelta a Ciudad de México y a la rutina

La vuelta también fue bien. Volver al trabajo después de vacaciones puede ser bueno o malo según prepares tu mente. En mi caso al observar algunos puntos donde podía meter mano me hizo empezar de nuevo con ganas….

Los meses de invierno en Ciudad de México son agradables porque aunque haga frío por la tarde/noche, los días son soleados y son perfectos para pasear. Eso hice con la familia, invertí en tiempo con ellos.

También aproveché los días libres para ordenar mis inversiones: empecé a trabajar con Interactive Brokers y migré algunas acciones allí. La nula comisión de custodia a partir de 100.000 dólares y las bajas comisiones en compraventa fueron decisivas. Eso sí, es bastante más complicado que cualquier otro broker que hubiera usado antes, es más… profesional.

Nada que no se pudiera aprender. Algún día haré un curso sobre Interactive Brokers por si te interesa.

Marzo: Bautizo y viaje a Mérida

El mes comenzó con una invitación de bautizo de unos amigos. Bueno, a la que bautizaban era a su bebé y fue nuestra primera experiencia en eso de fiestas infantiles como padres.

Quien me lo iba a decir a mí…

La fiesta fue muy bien, estaban toda la familia de ellos «y los españoles», comimos bastante y cantamos en karaoke… muy divertido la verdad. Eso sí, volví a casa con un dolor de cabeza interesante. No se si yo estoy hecho para estas cosas 🙂

Más avanzado el mes nos fuimos unos días a conocer Mérida (México) y volvimos a constatar que salir de Ciudad de México es como entrar al México de verdad: la gente amable, cívica y con ganas de vivir la vida.

La ciudad de Mérida muy normalita aunque acogedora… eso sí, un calor de mil demonios. ¡Pero cómo se puede vivir sin aire acondicionado en esa ciudad! Qué barbaridad.

También aprendimos que ahora al viajar con bebé tenemos que tomárnoslo con más calma: un día casi morimos de cansancio. Nos pateamos como 5 kilómetros bajo el sol y por poco no lo contamos… ahora con el cochecito, y parar a beber, y las fotos, y dar de comer: somos mucho más lentos y se nos fue de las manos.

Tocó los últimos días una mudanza para estar más cerca del trabajo y sobretodo de un parque increíble donde poder pasear con mi mujer y la bebé. Es posible que ya sepas lo que conlleva mudarse de vivienda… pero esta vez lo hacíamos por gusto exclusivamente por lo que se hizo con ganas 🙂

De tema dinero estupendo por esas fechas, el año anterior hubo una crisis de confianza en los mercados y parecía que el mundo se iba a acabar, y ahora todo subía con fuerza. La bolsa es irracional y es un error intentar predecirla.

Para mí mejor, cuanto mejor vayan mis inversiones antes podré ser libre financieramente.

Baile de la jarana en Mérida, México
Jóvenes bailando la jarana en Mérida, un baile yucateca

Abril: Cumpleaños y Baby Shower

Después de meses de trabajo duro llegó mi cumpleaños en abril y mi mujer me regaló lo que más necesitaba en ese momento: un circuito de masajes de no se cuantas horas con aromaterapia y todas esas cosas. Me dejó como nuevo y aún hoy recuerdo la sensación.

Lo cierto es que al elegir y sentirme muy cómodo con la vida minimalista hay pocas cosas que necesite que no tenga ya, por lo que nos solemos hacer regalos de experiencias. Ya sean compartidas o individuales a menudo es lo que nos apetece y creo que es lo más agradecido también en el largo plazo: de ese día de masajes me acordaré largo tiempo, vaya que sí.

Y hablando de experiencias nuevas nos invitaron a un baby shower que es algo así como una fiesta pre-parto. Unos amigos iban a tener una bebé y organizaron esta fiesta donde se come, se bebe y se hacen pruebas graciosas con los futuros papás y los asistentes. Muy divertido la verdad. Parece ser que es una herencia de los vecinos del norte estadounidenses, como muchas cosas en México. Pero esta es de las pocas herencias buenas así que allá que fuimos.

Beto, si alguna vez lees esto, tienes una hija preciosa, enhorabuena 🙂

Mayo: Viaje a Holbox

Mayo es uno de mis meses favoritos. En el hemisferio norte la primavera ya lleva un tiempo y todo se ve precioso, además el clima suele ser agradable y eso se contagia.

Las cosas en el trabajo van funcionando cada vez mejor y todo se automatiza poco a poco. Además estamos ultimando la apertura de una nueva tienda en la ciudad y eso siempre es un acontecimiento: que si nuevas contrataciones, que si detalles de última hora… nerviosismo por todos lados. Me gusta, salir de la rutina es siempre agradecido.

A finales de mes aprovechamos el tirón para hacer otro viajecito esta vez a Holbox, una preciosa isla del mar Caribe. Allí las cosas van a su ritmo (ritmo caribeño, ¿no?) y disfrutar de los atardecer de la zona son una delicia.

Aunque me hubiera encantado aprovechar un poco más el tiempo con el embrión de este blog que por entonces tan solo estaba la idea, pero me fue imposible: la conexión a internet era escasa, por no decir completamente nula. Por no tener no tenía ni cobertura de teléfono… En otra ocasión eso hubiera sido una bendición, pero no iba preparado para ello. ¡Aún así lo disfrutamos como enanos! Es el paraíso en la tierra, literalmente.

También a final de mes Joan Boluda pudo leer el correo que le envié en su podcast (episodio 1316 de Marketing Online), no sé bien el porqué pero me hizo mucha ilusión y su respuesta afianzó mi decisión de crear BenditoDinero.

Puesta de sol en Holbox, México
El Caribe es increíble y en familia mucho mejor

Junio: Primer contacto con el gimnasio de forma regular

Con las primeras lluvias también llegó un propósito que venía aplazando durante mucho tiempo: cuidar de mi salud tanto como lo hacía de mi cerebro.

Por ello empecé a ir al gimnasio con mediana regularidad aprovechando que lo tenía en el mismo edificio. La cosa no fue muy bien porque ni bien empecé mi vida laboral se fue complicando hasta el punto que cuando llegaba a casa lo único que quería era irme a la cama. Precisamente ese tipo de vida de la que un FIRE (Financial Independent, Retired Early) quiere escapar, pero en ese momento era lo necesario y lo llevé lo mejor que pude. No entraré en detalles pero por dar un dato muchos domingos tuve que empezar a trabajar a las 7AM. De locos.

Pero saqué algo positivo de ese hábito fallido: gané en energía durante el día, incrementé mis ganas por hacer cosas y aproveché cualquier momento para planear el futuro más inmediato. Es como si la actividad física mejorara mi capacidad intelectual. Y sin el cómo, es lo que pasó.

Cerré ese intento con la firme convicción de que en otro momento más adecuado del año volvería a intentarlo.

Tocando el tema inversiones, el 2019 iba como un tiro, las dudas de los mercados financieros se disiparon y la crisis EEUU-China parecía ir hacia un principio de entendimiento por lo que la euforia bursátil no se escondía.

Mejor.

Julio: El primer cumpleaños de mi bebé

El mes de julio estuvo marcado por los preparativos y la excitación del primer cumpleaños de mi hija. Parece mentira pero son cosas que no pensé que me hicieran tanta ilusión y a la hora de la verdad lo recuerdo como un momento importante también en nuestras vidas.

Es algo así como un checkpoint como papás: el primer año de vida de un hijo viene cargado con un sinfín de emociones y una falta abrumadora de horas de sueño. Llegar al punto de su primer cumpleaños me hizo reflexionar sobre todo el camino que habíamos recorrido como familia y lo que nos quedaba por delante…

Como este blog tiene una marcada influencia financiera lo voy a comparar al primer año como inversor: todo el tiempo estás pendiente de ver si crece tu dinero, a todas horas, y cuando te das cuenta ya han pasado 365 días y tu inversión ya ha comenzado a caminar sola.

Y menuda inversión esto de tener hijos: por supuesto no económicamente en el siglo XXI, pero sí en amor y cariño. No sé si tú que estás leyendo esto tienes hijos o si querrás tenerlos siquiera, pero ojalá puedas recordar o imaginar lo que nosotros tenemos la suerte de estar viviendo 🙂

Al final la fiesta de cumpleaños muy agradable, una reunión en casa con los nuestros de Ciudad de México comiendo rico y un pastel delicioso. Por supuesto muchísimos regalos para la pequeña, ¡más de los que una familia minimalista hubiera imaginado siquiera! Pero agradecidos infinitamente, estamos rodeados de gente con un corazón enorme, somos muy afortunados.

Pastel de cumpleaños
Qué bueno estaba el pastel

Agosto: La apertura se acerca y toda la carne en el asador

Este agosto fue la novena vez que se cumplió mi Appleversario. Como no podía ser de otra forma uno echa la vista atrás y recuerda todos los buenos momentos que ha pasado con aquellos que le acompañaron en su camino: cuando abrimos España y su decena de tiendas (ahora alguna más), mi periplo por tierras cupertinas y londinenses, la increíble aventura de abrir México…

Pero mi foco ahora estuvo en apretar un cuarto de vuelta más y tomar las riendas de mi trabajo por cuenta ajena para que todo fuera como la seda. En poco tiempo abriría la primera flagship de Latinoamérica, vendrían nuevos lanzamientos y encararíamos la temporada navideña. Casi .

Algo pillé por el camino que me hizo quedarme en cama un par de días pero nada que influyera significativamente por suerte. Además fueron en días que descansaba, qué bien o qué mala pata, depende de como lo mires 😉

Por cierto que por entonces las cosas en España estaban calentitas tanto en el ámbito político como en el social; yo por lo pronto lo miro desde la barrera, tan solo preocupándome de ir teniendo contacto con familiares y amigos para saber que estaban bien.

Nosotros por suerte hace unos años que nos independizamos de unos y de otros 🙂

Cuando estás acostumbrado a viajar y a vivir en un país extranjero te das cuenta de que nada tiene tanta importancia como nos quieren vender, y que los nacionalismos de unos y de otros no hacen otra cosa que radicalizar las posturas, y eso nunca lleva a una solución.

Pero qué sabré yo, lo mío son las finanzas y la búsqueda de una vida con sentido 😉

Septiembre: Se desató la locura

Si me llegan a decir que se puede vivir con más ambigüedad en la vida que como lo hice durante septiembre no me lo hubiera creído.

Siempre los septiembres son meses complicados por los lanzamientos de nuevo producto, pero cuando a eso le sumas una buena parte del equipo recién llegado y una apertura de tienda nueva todo se hace exponencial. Por suerte estaba preparado y no sufrí por encima de mis posibilidades.

La nueva tienda, preciosa la verdad. Qué buen gusto y qué atención a los detalles, no dejo de maravillarme por muchos años que lleve al pie del cañón.

Por otro lado seguimos con la borrachera bursátil y mis inversiones van viento en popa. Si seguimos así parece que podré adelantar mi jubilación temprana… ¡quién sabe! pero que siga, que siga…

Es lo que tiene el interés compuesto y tener el tiempo a tu favor. Por eso siempre animo a cualquiera que empiece a ahorrar e invertir cuanto antes, que el ayer ya no existe y que mañana es tarde. Espero que tú lo tengas claro ya, ¿verdad?

Octubre: vuelta al gimnasio, el fiasco del limón y viaje a Puerto Vallarta

El mes de octubre estuvo marcado por tres eventos:

  • El retorno al gimnasio después del estrés de septiembre, esta vez creando el hábito ya para quedarse lo que quedaba de año.

Volver al gimnasio me permitió volver a conectar con mi cuerpo y la parte creativa de mi mente volvió a resurgir. Empecé a escribir los primeros artículos de BenditoDinero con la intención de tenerlos preparados para el lanzamiento y creé la estructura de la página web.

Todo muy sencillito y muy lean, hecho con la idea de tener lo mínimo imprescindible y lanzar la web cuanto antes. Me conozco, y sé que si no lo hago así me lío con el diseño y las tonterías, nos plantamos en 2020 y todavía no ha salido a la luz.

  • La primera vez para mi bebé probando el limón

Esto puede parecer una chiquillada, ¡pero para mí no lo era! Hace algunos años viendo vídeos de bebés probando el limón y poniendo esas caras tan graciosas me prometí que si alguna vez tenía una hija o un hijo iba a grabar su reacción para reírme cada vez que lo viera.

Tanto era así que cuando buscamos ser papás en más de una ocasión salió el tema… y en octubre fue el momento. Cuando el pediatra nos indicó que ya era viable darle cítricos a la bebé supe que la espera había terminado: le di a probar el limón.

¿Y sabes qué?

¡Qué le encantó a la muy sinvergüenza! No puso ninguna cara de desagrado, no le dio ningún escalofrío y encima no dejaba de pedir más y más… Desde tan temprano y ya fastidiando a su padre… no es justo. Ni una pizca 🙁

  • Una nueva escapada, esta vez a Puerto Vallarta

Decidimos hacer otro viajecito y esta vez le tocó el turno a la otra costa mexicana, la del océano pacífico. Ya habíamos estado en Puerto Vallarta y esta vez tampoco nos defraudó. Muy tranquilos y con unas puestas de sol sobre el océano surrealistas. Qué bonitas son las playas mexicanas…

Y mientras todo esto ocurría nuestras inversiones crecían un 8% solo en este mes. No soy yo el que desea que esto aminore pero estaré preparado para cuando toque bajar. Porque bajará.

Restaurante emulando un faro
Este faro es un restaurante en la parte superior

Noviembre: Día de muertos y nacimiento de BenditoDinero

El año encara su final y por esta época pude disfrutar de una de las mejores fiestas de México, el Día de Muertos. Cada vez es más conocido quizá por la ayuda de la fantástica película «Coco» de Pixar, el país se paraliza y cada familia hace lo posible para honrar a sus muertos. Es una experiencia increíble y se la recomiendo a cualquiera que quiera descubrir una cultura tan rica y apasionada como la mexicana.

Pero lo que fue un antes y un después es el comienzo con BenditoDinero. Desde hace algún tiempo vengo pensando en la necesidad de encontrar algo más allá de seguir vivivendo la vida de forma monótona y conocer cuál sería el aporte que iba a dejar al mundo. Pues mi deseo es construir una comunidad alrededor de las finanzas personales ya que es lo que mejor se me da y creo que puedo compartir bastante conocimiento.

Si estás leyendo esto ya debes estar enterado de ello por lo que si aún no te has suscrito a la comunidad, hazlo ahora en la página principal y empieza a controlar tu vida financiera.

Los comienzos siempre son duros y este no iba a ser menos, algo que me propuse por entonces fue escribir dos artículos por semana, los lunes y los jueves, sin fallo. Esto es más que nada para ponerme contra las cuerdas y demostrar que quiero hacerlo, que no desfalleceré. Hasta ahora estoy cumpliendo a rajatabla, no sin robarle tiempo a la familia o levantarme a las 6AM para escribir como estoy haciendo ahora 🙂

Flores y calaveras en un altar
El cariño y dedicación que le ponen es espectacular

Diciembre: Se acaba el año y último viajecito a Puebla esta vez

Diciembre es el mes de los excesos y la reflexión. Para Retail es la época más importante del año y por ello he estado muy enfocado en mi trabajo por cuenta ajena. Es una época donde estoy contento con lo que hago, aunque requiera tantísimo esfuerzo y sacrificio… veremos qué nos trae 2020 en este sentido.

Justo en los días que empieza la vorágine de festivos y descontrol alimentario pudimos hacer la última escapada del año a una ciudad cercana, la metrópoli conocida como Heróica Puebla de Zaragoza, o Puebla a secas. Nos habían hablado muy bien de ella y quisimos ver qué tal.

Es una ciudad con algunos millones de habitantes, ¡pero el centro parece un pueblo! Pudimos disfrutar de sus calles y sus luces de Navidad, así como de su cultura gastronómica bien reconocida. El mole poblano… se me hace la boca agua solo de pensarlo.

En el terreno económico estamos cerrando uno de los mejores años que recuerdo. Todo funciona a la perfección y aunque el 2020 posiblemente sea momento de caídas estoy bien preparado para encarar el futuro a largo plazo.

Reflexionando

El año 2019 ha sido un buen año en lo particular. Muchos cambios, mucho aprendizaje y mucho amor en la familia. El primer año de una bebé en casa es un impacto mucho mayor del que hubiera previsto y se ha hecho sentir, pero lo he disfrutado con la intensidad que merecía y estoy muy contento de tenerla con nosotros.

He conseguido viajar unas cuantas veces a lo largo del año que es una de las cosas que más me llenan en la vida. Conocer a personas en lugares nuevos para mí y admirar su cultura tan distinta es algo por lo que vale la pena vivir. El 2020 estoy seguro de que estará lleno de aventuras también porque no entendería hacerlo de otro modo.

En lo profesional he podido crecer como nunca lo había hecho antes. Manejar un equipo de personas tan grande en una empresa tan exigente se hace notar en el estrés pero viene acompañado de enseñanzas que seguro me servirán para toda la vida.

Económicamente se me escaparon algunas oportunidades de inversión por ser precavido de más pero lo tomo como aprendizaje a futuro. Por lo demás ha sido un año muy bueno, con los cimientos de la estrategia más fuertes que nunca y una estabilidad mejor de lo planeado… Tanto los Excels como la psicología están preparados para una posible bajada de los mercados. Por lo tanto, muy contento también en este ámbito 🙂


El año se acaba.

Al publicar este artículo es 30 de Diciembre de 2019, tras muchos kilómetros el coche está bien aparcado y ya sólo queda girar la llave del contacto y apagarlo definitivamente.

Pero en dos días es 1 de Enero y toca volver a encenderlo, porque hay muchas carreteras que descubrir por el mundo.

Y no perderé ninguna de ellas.

Feliz año nuevo.