Temas y objetivos para el 2020

IMPORTANTE: Esta entrada pertenece a un emprendimiento pasado con el que intenté crear una comunidad financiera alrededor de la jubilación temprana y la gestión de finanzas personales. Ahora la guardo porque creo que puede incluir contenido de calidad que te ayude en la vida.

Entramos en el 2020. Esta misma semana publiqué un resumen a modo de reflexión de cómo me fue el 2019 y espero que el año que entra se presente en la misma línea. Ha sido un año espectacular en todos los sentidos y lucharé por hacer que el 2020 esté a la altura 🙂

En mi caso (y espero que en el tuyo) es muy importante mirar hacia adelante e intentar marcar una serie de metas para conseguir aquello que me propongo.

Porque para poder tener éxito en la vida primero tenemos que creernos que podemos hacerlo, ¿verdad?

Como al final las palabras se las lleva el viento y la vida siempre se torna complicada, a principio de año me gusta hacer una especie de lista con aquello que quiero conseguir durante el año y así tengo una guía para cuando dudo; porque dudaré.

Si no has hecho nunca una lista de objetivos (no confundir con propósitos de año nuevo) te animo a hacerla, no es tan importante el método que utilices como el acto de realizarla… verás que los resultados te sorprenderán 🙂

La clave está en no cortarte a la hora de establecer objetivos, si algo no se cumple al final ¡que no sea porque ni siquiera te lo hayas planteado!

Sobrevaloramos lo que podemos hacer en un año pero infravaloramos lo que somos capaces de hacer en diez. Planea SIEMPRE.

Mis objetivos para las 5 áreas vitales en 2020

1. Salud

Actualmente gozo de buena salud pero los años no pasan en balde y se dejan notar. El otro día jugamos un partido de baloncesto con colegas del trabajo y me di cuenta de que no estoy al nivel que me gustaría. Por cierto, a pesar de mi condición ¡fue divertidísimo!

Hace ya unas semanas que estoy enfocado en mejorar mi resistencia en el gimnasio y tengo previsto para este 2020 mejorar mucho más en este aspecto.

Este 2020 voy a medir mi Índice de Masa Corporal (IMC) y para final de año voy a reducirlo a la mitad. Para ello voy a hacer un estudio de los mejores ejercicios para mí en cada momento y crear una tabla con la que me sienta cómodo y pueda seguir sin fallo. Lo incluiré en mi time blocking.

2. Financiera

El año 2019 cerró de forma increíble con una revalorización de +64,99% en mis inversiones. Económicamente estoy muy contento de cómo van las cosas y soy muy consciente de que es muy difícil que algo así se pueda volver a repetir.

Por ello para este 2020 tengo el objetivo de seguir confiando en las empresas de las que soy dueño en parte y explorar la inversión en algunas otras con el fin de diversificar aún más mi cartera.

Veremos cómo va el mundo este año porque hay muchos rumores macro un tanto extraños sobre recesión severa, tercera guerra mundial y desastre climático… no seré yo el que se deje sorprender por todas estas cosas, iré con pies de plomo.

Elegiré 3 empresas más para invertir con ventajas competitivas o incluso monopolios estables y con posibilidades de revalorización a medio plazo, emitan dividendos o no. Además estudiaré las opciones que tengo en este momento para optimizar mi carga fiscal como siempre he hecho.

3. Relaciones

Desde julio de 2018 tenemos en la familia a una nueva integrante: mi hija Tanit. Desde entonces mi vida personal está volcada en ella y su crecimiento… si tienes hijos seguro que comprenderás esta parte 🙂

Además siempre he sido bastante desapegado.

Y todo esto sumado a que vivo a 10.000 kilómetros de mi familia y amistades de toda la vida ha hecho que sea un aspecto vital que tengo algo descuidado.

Para 2020 pretendo establecer un orden en las personas que quiero tener a mi lado en la vida, y entender cuál puede ser la mejor manera de cultivar las relaciones y no perderlas (cosa que ya me ha pasado).

Todavía tengo que entender cómo se hace.

Estoy acercándome a lo que se supone será la mitad de mi vida, y me estoy parando a reflexionar sobre la importancia de las conexiones sociales como nunca antes lo había hecho…

Voy a tomar un par de horas semanales durante este primer mes del año para tomar decisiones respecto a mi comunicación con los demás. Estableceré métodos de comunicación con las personas importantes en mi vida y estaré más presente para ellas, sea presencial o virtualmente. Para final de año tendré mi red social bien establecida y gozando de buena salud.

4. Profesional

Estoy muy cómodo en lo que a la parte profesional se refiere, y eso solo puede significar una cosa: es momento de cambiar.

No sé bien si será en este 2020 y ya en 2021 pero me acerco a mi meta vital de jubilarme antes de los 40 y debo tomar decisiones al respecto.

Este año será el décimo en la misma empresa y siento que me he desarrollado muchísimo como persona y en varios aspectos profesionales, llegando a liderar a un equipo de más de 100 personas y sentirme una pieza importante en el organigrama.

Es por ello que estoy muy agradecido por todo lo que ha pasado en estos últimos años y seguiré al pie del cañón hasta que el cambio se produzca.

Para este 2020 pretendo seguir como hasta ahora y preveo encontrar el momento adecuado para dar el salto, en este año o el próximo.

5. Mente

Aunque el cerebro no sea un músculo tengo la intención de seguir ejercitándolo mediante nuevos desafíos y la lectura recurrente.

Voy a darle vueltas al coco para ir cumpliendo mi lista de 101 metas y seguiré escribiendo entradas como esta que sé que me exige bastante creativamente hablando.

Pretendo cumplir mi meta de leer 40 libros en un año (¡ya llevo uno!) y para ello voy a llevar el seguimiento en mi cuenta de Goodreads. Además conoceré a nuevas personas que me ayuden a ir al siguiente nivel psicológico mediante conversaciones y debates.

Conclusiones

Un año da para mucho y si te soy sincero es demasiado tiempo como para planear a detalle las acciones necesarias para cumplir los objetivos que quieras alcanzar. Pero lo bueno de hacerlo anual es que te marca una hoja de ruta sobre la que puedes establecer pasos intermedios y comprobar si vas por buen camino.

Un año es como una maratón: si piensas en la meta a 42km puede llegar un momento que te quedes sin ánimos para continuar, pero si piensas en cuánto queda para el próximo avituallamiento hay muchas más posibilidades de llegar al final.

¡Eso es todo!

Espero que no haya sido demasiado pesado leerme hasta aquí y ojalá te sirva como inspiración y te resulte útil para aplicarlo a tu propia vida.

La siguiente entrada ya será normal, más centrada en ti que en mí, con contenido que te aporte lo más posible (cruzo los dedos) y ya enfocado en todo lo que nos proporciona el bendito dinero.

¡Feliz año nuevo!

Deja un comentario