Tengo una meta: jubilarme a los cuarenta

IMPORTANTE: Esta entrada pertenece a mis inicios cuando explicaba cómo hice para ayudar a emprendedores a crear su negocio online relatando cómo lo hacía yo. Ahora no está alineada con el objetivo de esta página pero quise mantenerla porque incluye contenido de calidad que puede que te ayude en algo.

Ciudad de México, primer día de enero del año 2017. La temperatura es agradable, tirando a fresca a medida que el sol se esconde tras el ventanal que tengo en el salón. Estoy sentado delante del ordenador con un café como compañero y muchas dudas de cómo empezar… pero ahí voy, como en casi todo, lanzarse es la clave para conseguir lo que anhelas.

Y es que hace ya unos años que ando inquieto. No seré yo el que se queje del estilo de vida que tengo, el trabajo al que le dedico la mayor parte del día ni de la persona que tengo al lado… pero paulatinamente me doy cuenta de que no encajo perfectamente en cómo está estructurado el mundo moderno. Mejor dicho, cada vez menos.

Somos seres de costumbres, y yo no soy una excepción: intento dormir el tiempo adecuado, dedico 9, 10, 11 horas diarias a trabajar para la multinacional a la que más estima tengo, mi dieta es semi-saludable, devoro un capítulo de la serie de televisión que esté de moda mientras ceno… y ya.

Vamos, lo normal. Cualquier hijo de vecino podría firmar una rutina como esta… lo cierto es que no está mal, pero ya no es suficiente. Llámame inconformista, o pretencioso, incluso que debo pensar en las personas que están peor que yo… pero nada más lejos de la realidad, eso no me va a detener.

No nos llevemos a errores: para nada significa que vaya a dejarlo todo atrás sin pensar y empezar una nueva vida como está ahora tan en boga. Los pros de mi trabajo por cuenta ajena son mayores que los contras, la vida con mi pareja es enriquecedora cada día a un nuevo nivel y económicamente nos va bien (aunque siempre aspires a más). Pero me falta algo, y ese algo es libertad.

He tomado una decisión.

Soy Daniel Barcelona, y este es el primer paso de muchos para conseguir la libertad mental, moral y financiera a los 40 años.

El objetivo

Los que me han conocido durante los últimos años saben que yo siempre he tenido una idea clara: a los 40 años me jubilo. Pero una jubilación de verdad, de la que proviene de júbilo, o vivir la vida con alegría, disfrutar del tiempo que tenemos… no esa idea del antiguo testamento de poder descansar tras 50 años de trabajo (curiosamente, muy parecido a lo que se estila actualmente). No creo en el tipo de iubĭlum contemporáneo: recibir de papá Estado la mísera paga que me debe tras innumerables años cotizando, a una edad donde disfrutar activamente se me hará tremendamente complicado. Nanai, cada vez lo tengo más claro.

Hoy tengo 35. Me quedan 5 años para asegurarme una vida que me llene completamente. Ese es mi objetivo, y lo quiero compartir contigo desde el primer momento.

Declaración de intenciones

Mi intención es clara: Empiezo este proyecto para poder vivir de ello económica, social e intelectualmente. Y lo voy a hacer explicándote cómo lo hago y que puedas seguir mi mismo camino. No te quiero mentir, estoy muerto de miedo: ahora creo que no lo voy a conseguir, pero el deseo de triunfar es tan grande, que voy a darlo todo para lograrlo.

Deseo tener un sustento de vida asegurado por mi mismo y que me permita elegir en todo momento dónde y cómo vivo mi vida. Y para conseguir eso me tengo que poner una meta, que por muy difícil que pueda parecer en estos momentos, se tendrá que tornar en realidad para saber que he sido exitoso: un ingreso anual.

El salario medio en España a finales de 2015 fue de 19.680 euros brutos anuales; redondeando, mi objetivo es exactamente ese: un mínimo de 20 mil euros al año me darán la tranquilidad de poder elegir. ELEGIR. ¿No debería ser algo implícito en la condición humana?

El principio de la reciprocidad: Compartir y ayudar a las personas

Soy un ferviente seguidor del principio de reciprocidad: creo en dar el máximo posible porque esa es la manera en que pueda recibir el máximo también.

Por eso la base de este proyecto es explicarte con pelos y señales todo lo que voy haciendo en él para que puedas replicarlo; porque sé que el impacto que puedo generar en el prójimo es tal que me devolverá exponencialmente el esfuerzo invertido, sin contar el componente de realización personal al ver que otras personas están alineadas con mi forma de ver la vida y de pasar por este mundo.

Y eso se traduce en un llamamiento: si crees que congenias con esta idea, no se te ocurra olvidarme y sígueme habitualmente; unámonos y potenciemos ese mensaje tan lejos como podamos… ¿te imaginas crear una comunidad de givers?

El compromiso

Me he formado mucho durante varios años antes de dar este paso tan importante en los últimos dos: he aprendido a crear un blog desde la nada, a gestionar mi marca personal en redes sociales, el marketing necesario en todas las facetas de la vida, y a poder sacar esas 15 o 20 horas mínimas semanales para que un proyecto valga la pena.

Y ahí va mi compromiso contigo y conmigo mismo: voy a escribir una entrada semanal de calidad, de cómo voy avanzando y que te aporte lo máximo, de la mayor calidad que sepa y con un objetivo claro de crecimiento… durante todo este año 2017.

En una frase: mi compromiso es ofrecerte 52 entradas en este 2017. Ahí va eso. ¿Crees que lo puedo conseguir?

Gracias por acompañarme en el camino.


Solo Si te ha gustado lo que has leído

Cada domingo envío por correo mis ideas más personales a un pequeño grupo de interesados, únete si lo deseas. Es gratis.

11 comentarios en «Tengo una meta: jubilarme a los cuarenta»

  1. ¡Hola Montse!
    Puede que creas que no, pero yo también pasé por esos momentos que me explicas…
    Algo que te puedo recomendar es hacer un ejercicio muy simple pero increíblemente poderoso: una lista de vida, de pros y contras de la siguiente dirección en tu camino.
    Si la haces, sé brutalmente honesta contigo misma y no te dejes nada en el tintero… eso mismo hicimos nosotros en la decisión de venirnos a México y lo mejor fue cuando nos respondimos a una pregunta clave: ¿qué es lo peor que puede pasar?
    Gracias por tu comentario 🙂

  2. ¡Qué bueno que te unas Fabi! Y no es algo que diga yo, sino que el principio de reciprocidad se ha estudiado miles de veces y la conclusión siempre es la misma: el que lo hace genuinamente siempre recibe mucho más de lo que da.
    Estoy muy orgulloso de poder contar contigo si alguna vez se me llegara a olvidar 😉

  3. I’m in!!!
    Me encanta la idea. La verdad es que ¿quien no lo ha pensado alguna vez?
    Es genial tu propósito de ayudar y ser un giver, e invitar a la gente a serlo.
    Como tú me he planteado dedicar mi vida a cosas que me llenen en alma y que me hagan sentir que no importa el tiempo que le dedique a lo que hago, porque es mi verdadera pasión. Pero ahí están los miedos y todas las tonterías que junto a la educación nos integran al ser humano desde pequeño. Me encanta tenerte como guía para dar los primeros pasos, siempre fui muy fan de tu manera de ver la vida! Estoy segura que tendrás todo el éxito que te mereces y más!!!

  4. Me encanta lo que leo, me uno a esa decisión de DAR y AYUDAR porque ya de hace años es parte de mi filosofía de vida…

  5. ¡Hola Marc!

    Estoy seguro de que ya me lo habías oído decir algunas veces antes… «¡Yo a los 40 me jubilo!» Y aquí estoy, espero también ayudarte a conseguir tus metas, que me consta que ahora con el gimnasio lo estás haciendo de 10.

    ¡Dale fuerte también a la web! Que no quede en anecdótico, ya te dije que me encanta el dominio y creo que puedes hacer cosas muy buenas ahí.

    Gracias por la mierda 🙂

  6. Me podrías haber avisado antes, no? Me queda poco más de dos años para los cuarenta y tengo q empezar de cero! XD

    Danielbarcelona? Ahora q podías juntar dos ciudades? XD

    Mucha mierda!

    :*

  7. Gracias Elena, espero que pueda ayudarte en ese camino y llegues a tu meta, pero recuerda que siempre disfrutar del camino debería ser el objetivo!
    A mí lo que me ha ayudado es ser consciente de qué significa libertad en mi caso, debes hacer ese ejercicio de reflexión al principio y cada cierto tiempo.

    Seguiré viéndote por aquí siempre que quieras.

  8. Otra que se une. Este 2017 también tiene que ser un punto de inflexión para mí, necesito libertad para poder hacer todo aquello que quiero y, en mi caso, debe ir unido a generar ingresos.
    Me parece un gran proyecto el tuyo. Nos vemos por el camino 🙂

  9. Gracias Pedro, por interesarte por lo que hago y por compartir ese deseo que tienes. Voy a escribir sobre cómo lo iré consiguiendo y no sólo creo que ayudará a muchísimas personas, sino que sois parte imprescindible para que esto ocurra. Siempre digo que ‘la libertad’ puede ser un sentimiento muy distinto para según quién, en mi caso y quiero creer que en el tuyo, es poder hacer lo que sueñe en cada momento sin estar demasiado condicionado por las circunstancias de la vida; para ello cabe pensar en la motivación, la salud y por supuesto el dinero. Aunque de lo último no es necesario tener a espuertas para poder ser libre.

    ¡Gracias de nuevo por acompañarme!

  10. Brutal! De forma diferente creo que buscamos lo mismo este 2017: encontrar esa libertad que, en mi caso, se traduce también en libertad para mi familia (María y mis dos pequeños).

    Yo no sólo te aplaudo y animo sino que te voy a seguir con mucho interés. Porque seguro que aprendo y eso siempre es bueno.

    Lo dicho, muchas suerte, ánimo y que sepas que me debes 103 entradas en este blog.

Los comentarios están cerrados.